El Parque de la Paz Salween y su líder asesinado, Saw O Moo - ofreciendo alternativas al desarrollo destructivo impuesto en Birmania / Myanmar

El Parque de la Paz Salween y su líder asesinado, Saw O Moo – ofreciendo alternativas al desarrollo destructivo impuesto en Birmania / Myanmar

El Parque de la Paz Salween (SPP) es un territorio conservado que cubre 5.485 km2 en la cuenca del río Salween, una región de gran importancia para la biodiversidad mundial en Birmania / Myanmar. Es un parque autodeclarado por el pueblo indígena Karen para cumplir sus tres aspiraciones principales: paz y autodeterminación, integridad ambiental y supervivencia cultural. En un área que ha sufrido más de 60 años de guerra civil, el SPP tiene como objetivo generar paz y proteger de amenazas antiguas y nuevas un bastión de la cultura Karen y la biodiversidad que le está asociada. Basado en los sistemas de gobernanza y gestión tradicionales de los Karen, el SPP representa una alternativa a los planes de desarrollo destructivos propuestos por el Gobierno de Myanmar y sus empresas extranjeras aliadas. Busca la justicia social y ambiental, la democracia deliberativa, los derechos colectivos garantizados a la tierra, un modelo de desarrollo que sea ecológicamente sostenible y la preservación de la naturaleza y la cultura para sostener a las generaciones futuras.

El SPP está configurado para demostrar la buena gobernanza colectiva de los recursos naturales a nivel local. En lugar de explotaciones mineras y de caucho a gran escala, trabaja para el manejo sostenible de los bosques existentes a través de la agrosilvicultura, la agricultura orgánica y el ecoturismo. En lugar de represas masivas en el río Salween, apunta a fuentes de energía descentralizadas y administradas por las comunidades. En lugar de megaproyectos que se arriesgan a reavivar la guerra, busca la paz duradera para un ecosistema próspero donde las personas viven bien en armonía con la diversidad biológica.

Fundamentalmente, el SPP está configurado para preservar un ecosistema clave en uno de los puntos calientes para la biodiversidad de la región de Indo-Birmania, donde especies raras como tigres, gibones y grandes cálaos aún prosperan en las densas junglas. Sin embargo, la conservación de entornos tan ricos necesita estar en los términos de los pueblos indígenas de Karen, continuando con las normas y prácticas habituales de las generaciones anteriores. De hecho, el SPP también está destinado a revitalizar la cultura Karen, que ha estado bajo asalto desde que el ejército de Birmania se ha apoderado del país a mediado del siglo XX. Las tradiciones indígenas Karen están íntimamente ligadas a la tierra, y no hay mejores protectores de los bosques, ríos y recursos naturales que el propio pueblo Karen.

La visión para el SPP ha sido desarrollada por las comunidades locales en asociación con la Unión Nacional de Karen (KNU) a través de extensas consultas a la comunidad que incluyeron un referéndum a propósito de la Carta sobre la gobernanza y la gestión del SPP. Un evento importante para proclamar el SPP se he llevado a cabo en diciembre de 2018, destacando la visión local para un futuro democrático, pacífico y sostenible en oposición a la ocupación sistemática de los territorios indígenas y la explotación centralizada de los recursos naturales. En la misma ocasión, el Premio Paul K. Feyerabend de 2018 “Un mundo de solidaridad es posible” se he entregato en el Parque de la Paz Salween y en memoria de Saw O Moo, un comprometido protector del territorio y defensor de la paz y de los derechos indígenas.

El 5 de abril de 2018, Saw O Moo viajaba desde su casa en las llanuras de Ler Mu Plaw a una reunión comunitaria en el centro comunitario de Luthaw Paw Day, a más de una hora de viaje en moto. Esta reunión se llevaba a cabo para organizar asistencia humanitaria para los aldeanos desplazados por los recientes y continuos ataques del ejército de Birmania en el área. Saw O Moo nunca llegó a su destino, ya que el ejército de Birmania le disparó y lo mató en el camino. Las autoridades confirmaron su muerte, pero nunca lo soltaron, impidiendo que su familia, incluida su esposa Naw Paw Tha y 7 niños pequeños que habían sido desplazados de Ler Mu Plaw el 4 de marzo de 2018, realizaran sus ritos funerarios.

Saw O Moo nació en 1975 en la cabaña de sus padres en su tierra en T’Ri Plaw, en el área de Ler Mu Plaw. Desde 2006, trabajó como socio de la comunidad local con la Red de Acción Social y Ambiental de Karen. Será recordado por su pasión y compromiso de por vida para preservar las tradiciones culturales del pueblo Karen, promover la administración tradicional de la tierra y liderar el trabajo para conservar intactos algunos de los últimos bosques de viejo crecimiento y hábitats de especies en peligro de extinción que quedan en Birmania. Saw O Moo fue uno de los líderes comunitarios más activos en el Parque de la Paz Salween. Miembro del Comité del Parque de la Paz Salween, el creía firmemente en su visión de paz, conservación de la biodiversidad y preservación cultural. “Para nosotros, los indígenas, el Parque de la Paz Salween representa nuestros deseos y necesidades más profundos”, dijo a la multitud en una reunión de consulta pública en diciembre de 2017.

De hecho, el Parque de la Paz Salween ofrece una visión audaz para el pueblo Karen: desafío pacífico a las acciones brutales del ejército de Birmania y su desprecio por la vida de los aldeanos, y faro de solidaridad e inspiración para las comunidades, la sociedad civil y las organizaciones políticas étnicas de todo el país. El país se encuentra en un momento de inestabilidad política y de llamamientos generalizados para reformas democráticas. Solo armados con tales visiones, los indígenas Karen de Birmania podrán soportar la terrible tragedia de la muerte de Saw O Moo y de muchos otros … La lucha de Saw O Moo para construir la paz y proteger las tierras ancestrales seguirá siendo un legado vivo para el Parque de la Paz Salween.